MÁS QUE UNA ENFERMEDAD

A primera vista no me ocurre nada. No tengo dolores, ni fiebre. Sólo me sucede que vivo minutos eternos de lamento, segundos imborrables de lágrimas, horas llenas de rabia. Preguntas sin respuesta. Deseos de huir, noches sin dormir, ganas de rendirme, sensación de suciedad, desesperación, esclavitudes mentales.

Es duro aceptar la realidad, ver que las cosas no son como espero, que todo mi mundo se derrumba en un instante y, en ese instante, me siento tan frío como una piedra. No es sencillo vivir así, vivir con lágrimas en los ojos, con miedos constantes, con gritos ahogados, con angustia. Eso no es vivir, pero siempre hallo consuelo pensando que la vida continúa, que puedo tener fe en mí y ser capaz de derretir ese bloque de hielo, aunque luego ni me queden fuerzas para intentarlo.

Todos hemos llorado, todos hemos sentido miedo, hemos reído de felicidad, nos hemos enamorado, hemos perdido ilusiones y hemos ganado batallas. También hemos experimentado el dolor por estar solo.

Supongo que estas primeras palabras lo resumen todo. ¿Quién no se ha sentido alguna vez así?, ¿quién no ha pasado por ello? Yo he atravesado por todas esas sensaciones en demasiada profundidad y creo que aún sigo atravesando.

Más allá de estas tristezas y penas, hay estados de ánimo que se prolongan y profundizan el descenso del tono del humor, ponen en riesgo la salud y hasta la vida de quien los padece.

Son miles los detalles que me han conducido a esta situación. Granito a granito se fue construyendo una montaña que, al final, pudo conmigo. A esa montaña le puso nombre y apellidos un especialista médico: depresión.

Incontables han sido las veces que he dicho: “Prefería cualquier otra enfermedad antes que ésta”.

Muchos son los especialistas médicos que señalan que esa frase permite valorar la magnitud del tormento de la persona deprimida.

La depresión afecta a personas de todos los colores, razas, posición económica y edad. No hay duda alguna, soy parte de esas personas, aunque parezca vivir en circunstancias relativamente ideales.

Esta es mi historia y quizás existan muchas iguales, pero sólo los que la vivimos, sabemos cómo se escribe, por mucho que consultes libros o páginas web.

La mía aquí te la escribiré.


domingo, 7 de diciembre de 2008

B.S.O. de mi depresión(Parte I)

Como toda película va convenientemente acompañada de su Banda Sonora Original, mi depresión cuenta con su propia música.

Ya había hablado de que, durante mi ingreso, mi reproductor MP3 se transformó en mi fiel escudero, siempre al cuello, en la ardua tarea de luchar contra mi depresión.

No sólo cumplía la función para la que había sido creado, sino que era casi como mi psiquiatria permanente.

La música puede servir para fines terapéuticos, pues a veces provoca reacciones imposibles de conseguir con otros métodos.

Sí, no voy a negarlo. Puede llevarte al cielo y puede transportarte al más duro de los infiernos.

Sí, no voy a negarlo.
Puede iluminarte de esperanza y puede cubrirte de auténtica desperación.

Sí, no voy a negarlo. Me permitía aliviar mi castigada alma entre ríos de lágrimas. Luego, al final, podía descansar, relajarme por unos instantes.

Parte de la Banda Sonora Original de mi depresión está compuesta por:


- '74-'75 de The Connells.
- Abriendo caminos de Diego Torres y Juan Luis Guerra.
- All time love de Will Young.
- Angels de Robbie Williams (versión en español).
- Asignatura pendiente de Ricky Martin.
- Ask him to de Mark Owen.
- Baby, can I hold you? de Tracy Chapman.
- Basado en hechos reales de Nach Scratch.
- Beautiful soul de Jesse McCartney.
- Big city life de Mattafix.
- Bittersweet symphony de The Verve.
- Cachito de Maná.
- Calma y sangre fría de Luca Dirisio.
- Cambiando el mundo de Nach Scratch.
- Candle in the wind de Elton John.
- Color esperanza de Diego Torres.
- Come undone de Robbie Williams.
- Con solo una sonrisa de Melendi.
- Cosas de la vida de Eros Ramazzotti.
- Cotillas de Immaculate Fools.
- Cry me a river de Justin Timberlake.
- Child de Mark Owen.
- Devuélveme la vida de Antonio Orozco.
- Donde hay música de Eros Ramazzotti.
- Don't give up de Bono & Alicia Keys.
- Don't let the sun go down on me de George Michael & Elton John.
- Es mi soledad de Antonio Orozco.
- Everybody hurts de R.E.M.
- Feel de Robbie Williams.
- Forever love de Gary Barlow.
- Forever de John Stamos & The Beach Boys.
- Fragile de Rick Price.
- Freedom de George Michael.
- Get over it de de Eagles.
- Ghosts de Robbie Williams.
- Gracias por pensar en mí de Ricky Martín.
- Heal the world de Michael Jackson.
- Heaven knows de Rick Prices.
- Hold on de Jamie Walters.
- Home de Will Young.
- Hotel California de Eagles.
- I am what I am de Mark Owen.
- I can't believe it's over de New kids on the block.
- I can't make you love me de George Michael.
- I can't tell you why de Eagles.
- I only ask for God de Outlandish.
- I want you de Marky Mark & The Funky Bunch.
- I will come to you de Hanson.
- I'll be missing you de Puff Daddy.
- I'll be there de The Jackson Five.
- I'll still be loving you de New kids on the block.
- Imagine de John Lennon.
- In the city de Eagles.
- Jeremy de Pearl Jam.
- La chica de ayer de Nacha Pop.
- La princesa de mis sueños de OBK.
- Let it be de The Beatles.
- Lo que tú quieras soy de Antonio Orozco.
-
Longer de Dan Fogelberg.
- Lose yourself de Eminem
- Make me pure de Robbie Williams.
- Man on the moon de R.E.M.
- Misunderstood de Robbie Williams.
- Muero por tí de OBK.






3 comentarios:

Rocío dijo...

Hola, claro que la depresión es un mal que aqueja a muchas personas.

Lo primero bueno que tienes es que reconoces que la tienes y lo segundo que has ido al médico.

El medico es quien mejor te guiara, has de ser muy sincero con el y seguir sus pautas.

Escribe, eso te desahoga y te hace mucho bien.

Yo te seguire y te acompañaré si gustas.

Si quieres distraerte visita mis poemas.

No estás solo y tienes mucho que hacer en el mundo eso tenlo muy presente.

cordialmente y española como tu.

rocío

Chache dijo...

Hola Alex...
Quería desearte unas felices fiestas… Espero que el 2009 tenga muchos regalos para ti, entre los que se puedan ver: la abundancia de amor, derroche de bienestar, y una suerte extrema en todo los propósitos y sueños que quieras lograr.
¡FELIZ NAVIDAD!

alma negra dijo...

Hola! Sé por lo que estás pasando porque yo llevo años pasando por esto. Y aún me pregunto qué me pasa. Lo pero es que como la gente te ve bien físicamente y no te ve llorar por la calle piensan que no tienes nada, que estás fingiendo. Hay que pasar por esto para entenderlo. Sé fuerte, sigue adelante luchando contra este horrible mal, seguro que lo conseguirá.